¿Por qué AJEDREZ y no otro juego?

Pablo Toloza

Por Pablo Toloza

1 septiembre, 2019

ALGUNAS REFLEXIONES ACERCA DEL AJEDREZ, SUS IMPLICANCIAS, CARACTERÍSTICAS, APORTES, MITOS Y VERDADES

Juego ajedrez desde hace casi 40 años. Obviamente, y como es natural, todo comienza como un juego. Uno de tantos que uno hace de chico. De vez en cuando, la dosis de entretención diaria que aportaban la «pichanga», los juegos de las bolitas, el trompo, los juegos de persecuciones como «la pinta» o «el pillarse» (en estos últimos 2 además se integraban las chicas) se agotaba, y entonces yo sacaba a la calle mi tablero de ajedrez con la bolsa de piezas. Automáticamente se despertaba una ola de curiosidad, misterio e, incluso, ganas de opinar con los más coloridos comentarios infantiles acerca de esos objetos, una verdadera novedad en la calle.

O sea que fui testigo in situ, desde mis primeros partidos callejeros de ajedrez, del efecto, en términos físicos, visuales, motivacionales y sociales, que el ajedrez tuvo en esos pequeños y en mi. Después, con los talleres de ajedrez en colegios que yo impartía, vi esa reacción cientos de veces: un niño o niña desbordado de curiosidad y entusiasmo por comprender el significado de esos objetos nuevos, esas piecitas, sobre un tablero de cuadraditos pequeños.

No les voy a contar que todos ellos, los 20 amigotes, se quedaban jugando ajedrez sentados en la plaza. No, no era así la cosa: a oleadas de 5 minutos, luego del impacto inicial, se comenzaban a separar los que querían seguir con la pelota, luego las chicas que volvían a la cuerda de saltar, luego los que tenían que irse a la casa, quedando 4 ó 5 ahí, alrededor de ese tablero y ese montón de figuritas.

En ese momento caía la tarde, eran las últimas 2 horas de luz solar y sin importar lo intensa que fue la jornada, se producía lo que aun recuerdo con especial agrado: una verdadera sesión de ajedrez infantil callejero, otro juego más, sólo que en éste participaban nuestras jóvenes mentes, tratando de encontrar lo que ese tablero y ese montón de piezas blancas y negras querían expresar.

Nadie era bueno o mejor que el otro, no se pensaba en ello, éramos «opinadores seriales» en todo momento y sin importar quiénes realmente estaban jugando. Nunca más vi a esos amigos de barrio para preguntarles si sentían lo mismo o no, pero en mi caso recuerdo que la actividad colectiva era más que nada la búsqueda de lo bueno sobre lo malo, dentro de ese tablero… que dale «jaque», que cómele el Caballo, que cuidado con tu Rey, que te están encerrando. En otras palabras, estábamos dando los primeros pasos, a través del juego del ajedrez, en el análisis, en la evaluación de las cosas, en la toma de decisiones responsables, sin echarse atrás (es un aspecto esencial del ajedrez el no arrepentirse: pieza jugada, pieza tocada y, además, decisión tomada, igual que la mayoría de las cosas que hacemos en nuestras vidas, igual como el tiempo no se puede volver atrás). También, dentro de la lucha del juego, está la anticipación a lo que «el otro» va a decidir hacer con sus piezas. O sea, que en esa plaza de Santiago estábamos debutando en el ejercicio de prever lo que en la vida real no es otra cosa que la reacción de nuestro entorno social ante nuestras propias acciones, algo así como «si yo hago o digo esto el otro podría hacer o decir aquello o podría suceder tal cosa, tal consecuencia«.

Con este recuerdo de mis primeros partidos de ajedrez quise poner en perspectiva lo que hoy día está pasando con los niños en Chile, planteando la incógnita siguiente: ¿los niños de ahora están jugando suficientemente en sus barrios? ¿nuestros hijos tienen relación con los vecinos de nuestras casas, de la cuadra, de la manzana? ¿hay salidas diarias a las plazas, a andar en bicicleta, a los juegos?. No soy experto ni mucho menos en sociología o sicología social y tampoco es este blog el lugar competente para tales análisis. Simplemente yo mismo, como padre de 3 hijos, me pregunto esto. En todo caso, si la respuesta a estas preguntas es un rotundo SI, ¡pues excelente!, porque en mi opinión jugar es esencial para desarrollar las potencialidades de un niño, por supuesto que en equilibrio con la escuela, la vida en casa y también con otras actividades o hobbies.

Ahora, si no fuera ese el caso, si hay pocas salidas a la «vida real» y demasiadas horas en la tele, el computador, jugando Fortnite, Roblox, PS4, XBox, o viendo a Youtubers con modelos de conducta escalofriantes, pues ¡mucho cuidado!. Trata de combatir esa rutina de exceso de pantalla y de mensajes vacíos, ajenos a la vida real.

Desde este modesto punto de comunicacion que he creado, llamado Espacio Ajedrez, te voy a proponer algunas ideas, especialmente si en casa papás y mamás trabajan mucho y si hay poca salida al aire libre, poco contacto con el entorno social, sin plaza, con poca interacción humana real, de la antigua.

Para la salida al aire libre, creo que está clarísimo lo que hay que hacer: hay que mejorar y punto. Ahora, dentro de casa, si estás leyendo este artículo y hay hijos entre 5 y 17 años, o si son nietos, sobrinos o incluso vecinos o alumnos, piensa que el ajedrez es una actividad que se guarda y se retoma en todas las etapas de la vida. O sea, que en un punto puede saturar, pero basta que un sobrino, un amigo, un nieto, un tío o quien sea te proponga un partido para que vuelva a tu vida. Con esto derribamos algunos mitos y excusas como los siguientes:

NO TENGO TIEMPO PARA JUGAR AJEDREZ (el tiempo asignado a las cosas es proporcional a la importancia que les das)
QUISE APRENDER PERO ME ABURRIÓ (quizás no pusiste suficiente interés, es igual de fácil que tocar una flauta)
MUY COMPLICADO, PREFIERO EL LUDO (¿y cuando te pida jugar tu nietito o nietita y le digas que no sabes?)
ANTES JUGABA, PERO SE ME OLVIDÓ (recupéralo)

Bien, sigamos avanzando. Ahora, sin importar tu edad, género o actividad, plantéate junto conmigo (yo también estoy con números rojos) dos desafíos: el primero, jugar más y pasar más tiempo fuera de casa (bicicleta, parque, pelota, correr, saltar, juegos de la plaza, taller de lo que sea en el barrio, multicancha, paseo de perro, etc.; el segundo, integra a todos en casa con actividades que encierren cierta riqueza, o bien en la escuela, incluso dentro de horarios libres en el trabajo o la universidad. Yo en este blog te propongo el AJEDREZ. No tiene que ser a la fuerza, con 1 ó 2 horas a la semana un domingo basta para empezar. Verás que con los meses vendrán distintos grados de interés y ganas. Verás como todos en casa aprenden: mamá, papá, abuelos, niños, hermanos más grandes. Verás también que no siempre el más pequeño es el más débil. Todo esto nos lleva a derribar algunos otros mitos que he escuchado durante 4 décadas:

PARA SER BUENO EN EL AJEDREZ HAY QUE SER INTELIGENTE (al revés, el ajedrez puede hacer más inteligentes a quienes los practican)
EL AJEDREZ ES ABURRIDO, TODO ESTÁ INMÓVIL (es la mente la que está trabajando, la concentración, todo se mueve muy rápido ahí adentro)
SOY INQUIETO(A) SIEMPRE TENGO QUE ESTAR HACIENDO ALGO (estás haciendo algo: obligarte a que tu cuerpo se sincronice con tu mente, para calcular y planificar, tu inmovilidad física está porque le da el turno a tu mente, trabaja en ello y lo superarás).

Todos tenemos cosas por mejorar en nuestro hogar, unos más que otros. La vida se trata de probar actividades y algunas de ellas son individuales y otras en familia. El ajedrez tiene un poco de ambas, como probablemente lo tenga la pintura, la música, la literatura, el deporte. El ajedrez es solamente una más de varias cosas que engrandecen y alimentan nuestro espíritu. En otros artículos hablaremos cosas más específicas del ajedrez. Ahora, para finalizar, les entrego una lista de beneficios que conlleva practicar el ajedrez. Hasta la próxima.

Distintas formas en que el ajedrez contribuye a la formación de quienes lo practican

 

EL AJEDREZ EJERCITA EL CEREBRO

a) Jugar ajedrez ayuda a desarrollar la creatividad al activar ese costado del cerebro.

b) Jugar ajedrez desarrolla las dendritas, que conducen las señales del cerebro y también la corteza pre frontal, que coordina las funciones de planeamiento, razonamiento y auto-control. Es especialmente positivo para los niños entre 5 y 12 años, periodo fundamental para aumentar las capacidades del cerebro.

c) Además, las personas mayores de 75 años que practican juegos mentales como el ajedrez tienen menos probabilidades de desarrollar demencia.

d) Es sabido que los estudiantes de un programa de ajedrez en Nueva York mejoraron sus notas en lectura por sobre el grupo que no jugó ajedrez. También existe un estudio documentado de 4 mil alumnos de Venezuela que mostraron en la década de los 90 un aumento de su Coeficiente Intelectual luego de 4 meses de instrucción en ajedrez.

e) Hay muchas otras evidencias y pruebas que determinan que el ajedrez entrega un tremendo aporte al desarrollo mental del ser humano, en distintas etapas de la vida.

 

EL AJEDREZ POTENCIA HABILIDADES SOCIALES
Trabajo en Equipo y Colaboración

A pesar de ser un juego individual, puede jugarse en equipos. En estos torneos el desempeño depende de la colaboración de todos. Este trabajo en equipo y colaboración se desarrolla a nivel de los clubes de ajedrez o en las escuelas.

Empatía o Inteligencia Interpersonal

En el ajedrez es importante comprender la estrategia del oponente, interpretar sus emociones y anticiparse a sus acciones.

 

Control Emocional

Es preciso controlar los sentimientos de frustración ante la derrota, exitismo en la victoria, timidez frente a lo desconocido, distancia ante los desafíos, además de la detección de errores para no cometerlos en las siguientes partidas.

Adaptabilidad e Iniciativa

En el ajedrez se presentan situaciones inesperadas, que exigen readaptar las estrategias. Por ello es fundamental mantener la atención, la voluntad y la iniciativa durante el desarrollo de la partida.

Respeto a las Normas

En el ajedrez se promueve la honestidad y la integridad del jugador al cumplir las normas.

Sentimiento de Logro y Potenciación de la Autoestima

En el ajedrez hay que tomar la iniciativa, dentro y fuera del tablero y dedicar horas de práctica en competiciones. Así­, con el esfuerzo que requiere la perfección del juego, también crece la autoestima y la confianza para seguir aprendiendo y enfrentarse a nuevos retos con éxito.

EL AJEDREZ ES UN DEPORTE PARA TODAS LAS EDADES
Deporte muy barato de practicar 

Porque sólo necesitas de un juego de ajedrez y a veces de un reloj control para ti y tu oponente. No requiere de especiales instalaciones ni equipos costosos. Basta con disponer de una mesa y dos sillas en una sala o incluso al aire libre.

Deporte fácil de organizar 

Realizar actividades con el ajedrez es una iniciativa al alcance de todos sus cultores. Los tipos de torneos y otras actividades son sencillos de hacer, sólo se necesita un equipo entusiasta para organizar actividades de buena calidad.

Deporte para toda edad 

Este es un aspecto altamente positivo del ajedrez: se lo puede practicar durante todas las etapas de la vida. Este elemento aporta integración e intercambio entre generaciones, unidas en torno a una actividad común.

Deporte rankeado 

Todos quienes comienzan a competir en torneos oficiales obtienen puntos ELO, que es el ranking mundial de los jugadores de ajedrez. A través de estos puntos ELO un jugador puede medir su fuerza de juego.

Deporte que permite viajar 

El ajedrez está ramificado en toda la geografía del planeta. Hay muchas personas que planifican viajes para jugarlo.

Para iniciados, intermedios y maestros 

En el ajedrez hay espacio para todos los niveles de comprensión del juego. En los deportes físicos a veces el que no tiene demasiadas aptitudes tiende a renunciar, pero en el ajedrez todos tienen oportunidad de ganar y perseverar.

EL AJEDREZ ES UN PASATIEMPO DE CALIDAD
Para toda la familia

Si­, porque el ajedrez da la oportunidad a cualquier integrante de la casa para medirse con los otros, sea la mamá, papá, hermanos, tíos, abuelos. Cuando varios en casa saben jugarlo es muy entretenido hacer una actividad familiar.

En el barrio

Así­ como puedes jugar fútbol en tu vecindario o andar en bicicleta, también puedes sacar tu juego de ajedrez y medirte con tus vecinos. Es así­, a través del tiempo libre en el barrio, como puedes empezar a crear tu propio club.

En Internet

Si estás en casa y no sabes cómo entretenerte, o si vas de viaje en un bus, tren o automóvil, puedes jugar al ajedrez desde tu teléfono o computadora, para pasar el tiempo que antes era de aburrimiento y convertirlo en una actividad positiva.

Por email

Existen grupos de jugadores de ajedrez que no disponen de tiempos definidos para jugar y que utilizan el email para practicarlo en esos momentos que aparecen de vez en cuando y sin demasiado aviso.

Solución de problemas 

En el ajedrez puedes ejercitar mentalmente la solución de situaciones especiales que se producen. Son acertijos de ajedrez, frente a los cuales debes saber llegar a la solución. Hay problemas para todos los niveles.

Observar momentos espectaculares 

Antes gracias a los libros y hoy dí­a, también con los videos online, puedes mirar a los maestros de ajedrez realizar partidas espectaculares, llenas de lucha y de momentos de tensión. ¡A veces es mucho mejor que una pelí­cula!.

EL AJEDREZ INCULCA Y REFUERZA VALORES
Anti-discriminación 

En los grupos de ajedrez de todas las edades y niveles de conocimiento, existe en todo momento un espacio para cada individuo, con sus particularidades. El ajedrez promueve la aceptación del otro, con lucha dentro del tablero y camaraderí­a fuera de él.

Amistad 

La vida es mucho más que una actividad deportiva como el ajedrez y, por estar varias horas jugando y compartiendo con otras personas, se desarrollan buenas relaciones de amistad y sentido de unidad, más allá del tablero.

Solidaridad y compañerismo 

Todos perdemos alguna vez en el ajedrez. El ajedrez invita a solidarizar con el derrotado y ayudarle a pasar el trago amargo, estableciendo con el tiempo gestos de reciprocidad. El camino del ajedrez es mejor recorrerlo en equipo, para resolver dudas, intercambiar conocimientos, practicar, apoyar al otro, etc.

Sacrificio 

Tanto en la vida como en el ajedrez, para lograr nuestras metas debemos sacrificar otras cosas. El ajedrez nos enseña a hacer sacrificios, pero a la vez nos hace ponderar las cosas para saber qué vale la pena sacrificar y qué no.

Honestidad 

El ajedrez ofrece en el tablero una realidad que representa la verdad para el jugador. Aceptar la situación, asumir las consecuencias y tomar decisiones para el futuro tiene que ver con ser honesto consigo mismo y los demás.

Respeto 

El ajedrez enseña a respetar a todos los que están alrededor: el rival, los espectadores y todo el resto. Sea en el transcurso de la partida o en la vida misma, el respeto es un valor y un elemento que nunca se debe perder.

EL AJEDREZ OFRECE BUENOS EJEMPLOS PARA APLICAR EN LA VIDA
Enfocarse en Algo Específico

Ordenar las prioridades, urgencias y cosas importantes dentro del tablero para ir atendiéndolas una a una es parte del juego correcto del ajedrez. En la vida, igualmente, una mejor organización y concentración sobre lo importante da a la larga mejores frutos.

Anticiparse en Aceptar las Desventajas

El jugador administra sus piezas igual como los recursos de que dispone una persona. Siempre se debe ponderar el costo y beneficio de la acción a emprender. La aceptación de que a veces hay que perder recursos para seguir adelante es esencial en la vida y también en el ajedrez.

Imaginar una Situación

Uno de los elementos más fascinantes del ajedrez es que la búsqueda de jugadas está basada en situaciones futuras que se deben imaginar y evaluar. El mismo proceso se da en la vida para la toma de todo tipo de decisiones.

Comprender lo que es la Confianza

El hecho de administrar las 16 piezas a cargo del jugador y enfrentarlas a las 16 del rival involucra el ejercicio de la responsabilidad. Cuando el jugador se da cuenta de que todo depende de él, aparece la confianza en sí­ mismo.

Memorizar Información

Todo jugador de ajedrez que desea progresar debe acumular en su cabeza tantos datos de jugadas y teoría como le sea posible. En la vida, el que tiene más conocimientos maneja más opciones de elegir distintos caminos.

Humildad y Perseverancia

La naturaleza del ajedrez premia al humilde. El jugador aprende, a veces por la fuerza de la experiencia, que los aspavientos no sirven de nada y que sólo la perseverancia en el trabajo es el camino al éxito. ¡Lección para la vida!.

Artículos Relacionados

¿Por qué AJEDREZ y no otro juego?

Blog0 CommentarioALGUNAS REFLEXIONES ACERCA DEL AJEDREZ, SUS IMPLICANCIAS, CARACTERÍSTICAS, APORTES, MITOS Y VERDADES Juego ajedrez desde hace casi 40 años. Obviamente, y como es natural, todo comienza como un juego. Uno de tantos que uno hace de chico. De vez en...

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

0 Comentarios

Recibe Antes Nuestros Artículos, Noticias e Informaciones

Participa en Espacio Ajedrez

Conviértete en miembro permanente de nuestra plataforma al adquirir nuestro Combo Promocional

 

Recibe Nuestros Boletines

Ingresa tu cuenta de correo electrónico para que no te quedes afuera de nuestras entregas

Síguenos

En cualquiera de nuestra redes sociales

Acerca de mí

Pablo Toloza

Por Pablo Toloza

20 mayo, 2017

 

El M.I. Pablo Toloza es experto en:

 

  • Enseñanza del ajedrez en todos los niveles y para cualquier edad. Sus clases son vía Internet y son grabadas en un video que el alumno puede revisar cuantas veces desee (sistema reiterativo de enseñanza).
  • Realizar charlas sobre el ajedrez orientado a aspectos laborales, empresariales, deportivos, educacionales, como analogías de la vida, etc.
  • Realizar proyectos de extensión en instituciones, para relevar los beneficios del ajedrez en: trabajadores, empresarios, estudiantes de educación básica, secundaria y superior. El gran beneficio de estos proyectos es su incorporación sobre plataformas de Internet y su combinación con eventos para dichos grupos especiales, eventos que se pueden realizar de manera presencial o por Internet.
  • Coaching para ejecutivos, empresarios y en general personas que deseen entrenar su mente con el ajedrez, ya sea como un hobbie o para ser más competitivos en sus áreas.
  • Streaming de contenidos de ajedrez en vivo y en directo, como formato de show en vivo o clases abiertas vía Internet, con interactividad de la audiencia.
  • Organización de competencias, actividades y eventos de ajedrez, adaptados a una realidad determinada

Otras competencias de Pablo:

Asesoría en Marketing Digital, Comercio Electrónico, Soporte Computacional en Software y Hardware. Editor Literario, Diseños Web WordPress, Productor de Contenidos Audiovisuales en Vivo y Grabados vía Internet (streaming).

 

Conoce al director de Espacio Ajedrez, Maestro Internacional PABLO TOLOZA (CHILE).

Aprendió a jugar ajedrez en Santiago de Chile cuando era pequeño y comenzó a competir intensamente a partir de la enseñanza media (1986). Representó a su liceo (José Victorino Lastarria) en competencias comunales e intercomunales de Santiago en los años 80.

Se convirtió en Campeón Chileno de Ajedrez para menores de 26 años (1996), Vicecampeón Absoluto de Chile (2001) y representó a Chile en dos Olimpiadas Mundiales (1998 y 2002) y dos mundiales por equipos (1993 y 1995). Participó además en decenas de torneos internacionales de diverso tipo en muchos paises del mundo.

Pablo posee experiencia como entrenador y profesor de todas las categorías de edad por más de 25 años.

Creó la revista Club de Ajedrez, con 12 números publicados. Colaboró en la creación del libro Súper Ajedrez, en equipo con el Gran Maestro Iván Morovic y el campeón mundial ruso Anatoly Karpov. Desarrolló proyectos de difusión del ajedrez en equipo con entidades públicas y privadas de distintos puntos de Chile.

Recorrió muchos lugares jugando competencias de ajedrez y posee el título otorgado por la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) de Maestro Internacional de Ajedrez, logrado en 1996. Es creador de Jaques Mentes en Acción y de la plataforma de ajedrez Espacio Ajedrez.

Se formó como ajedrecista visitando desde muy joven los salones del céntrico Club de Ajedrez Chile, en donde tuvo como principal influencia formadora al maestro Pedro Donoso Velasco, gran formador de varias generaciones de los mejores ajedrecistas de Chile. También pudo interactuar y recibir las influencias de grandes ajedrecistas de Chile, como los legendarios René Letelier, Carlos Silva, David Godoy, César Velásquez, Iván Morovic, además de fuertes ajedrecistas contemporáneos liderados por el Gran Maestro Rodrigo Vásquez.

Pedro Donoso (izquierda) en uno de sus épicos enfrentamientos contra David Godoy (derecha), en los 60, salones del Club de Ajedrez Chile. foto: Club de Ajedrez Chile

Su Carrera en Imágenes

Pablo se considera un jugador posicional, dando prioridad a esquemas por sobre intrincadas aperturas llenas de cálculos agudos. Quizás esta cualidad sea producto de su formación como jugador:  desde joven Pablo tuvo que combinar jornadas de trabajo, estudios escolares y universitarios y sobre ellos afrontar el ajedrez, lo que suponía dar importantes ventajas a sus adversarios. Pero la persistencia y el esfuerzo le hicieron prevalecer, logrando a los 24 años convertirse en Maestro internacional de Ajedrez, galardón otorgado por la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) producto de sus actuaciones destacadas en competencias internacionales.

Durante los años 90 el M.I. Pablo Toloza ganó muchísimos torneos de ajedrez a lo largo del país y tuvo actuaciones destacadas en tantos otros.

Una de sus proezas en su carrera fue haberle ganado al Vice Campeón Mundial de Ajedrez, el inglés Nigel Short, de manera categórica y en una competencia de ajedrez oficial. Pero además Pablo, con su estilo aguerrido y con su capacidad de adaptación a todos los estilos de juego, venció a muchos Grandes Maestros y Maestros internacionales de Chile y el extranjero. 

Algunas de sus frases favoritas sobre el ajedrez son:

"De pocas partidas he aprendido tanto como de la mayoría de mis derrotas."

– J. R. Capablanca, ex campeón del mundo

"Yo no creo en la Psicología. Yo creo en las buenas jugadas"

– Bobby Fischer, ex campeón del mundo

"Petrosian sabía detectar y alejar el peligro veinte jugadas antes de que este surgiera"

– Bobby Fischer, ex campeón del mundo

"Cuando veas una buena jugada, trata de encontrar otra mejor"

– Emanuel Lasker, ex campeón del mundo

"Hay dos clases de sacrificios: los correctos y los míos"

– Mikhail Tal, ex campeón del mundo

"Un mal plan es mejor que no tener ningún plan"

– Frank Marshall, legendario Gran Maestro estadounidense

"El Ajedrez es algo más que un juego; es una diversión intelectual que tiene algo de Arte y mucho de Ciencia. Es además, un medio de acercamiento social e intelectual"

– J. R. Capablanca, ex campeón del mundo

Artículos Relacionados

¿Por qué AJEDREZ y no otro juego?

Blog0 CommentarioALGUNAS REFLEXIONES ACERCA DEL AJEDREZ, SUS IMPLICANCIAS, CARACTERÍSTICAS, APORTES, MITOS Y VERDADES Juego ajedrez desde hace casi 40 años. Obviamente, y como es natural, todo comienza como un juego. Uno de tantos que uno hace de chico. De vez en...

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

0 Comentarios

Recibe Antes Nuestros Artículos, Noticias e Informaciones

Participa en Espacio Ajedrez

Conviértete en miembro permanente de nuestra plataforma al adquirir nuestro Combo Promocional

Recibe Nuestros Boletines

Ingresa tu cuenta de correo electrónico para que no te quedes afuera de nuestras entregas

Síguenos

En cualquiera de nuestra redes sociales

× WhatsApp